MILIA LASTURKOREN ERESIA

(XV-XVI)

 

Sera bien referir en el antes de pasar adelante, como la dicha Doña Emilia de Lastur, habiendo fallecido

moça de parto, su marido Pero Garcia de Oro se entendio que queria casar con Doña  Marina de Arraçola, a

quien de antes estaba aficionado. Hizo mucho sentimiento dello una hermana de Doña Emilia, y venida de De-

va a Mondragon canto las endechas siguientes en cierto dia de sus honras, cosa muy usada en este siglo:

 

Cer ete da andra erdiaen çauria?

Sagar errea, eta ardoa gorria.

Alabaya, contrariomda Milia:

Azpian lur oça gañean arria.

 

 

Lastur-era bear doçu, Milia.

Ayta jaunac eresten dau elia,

Ama andreac apaynquetan obia.

Ara bear doçu,  Milia.

 

 

lausi da cerurean arria,

Aurquitu dau Lastur-en torre barria,

Edegui dio almeneari erdia.

Lastur-era bear doçu, Milia.

 

 

Arren, ene andra Milia Lastur-co,

Peru Garciac eguin deuscu laburto:

Eguin dau andra Marina Arraçolaco.

Ezcon bequio, bere idea dauco.

 

 

El sentido de estos versos es que ella hablando con su hermana Doña Emilia, recien fallecida, llamada Milia

en esta lengua, da a entender no haber sido bien tratada del marido, y que estaba ya debaxo de la tierra fria,

teniendo encima su losa, y era menester que la llevasen a Lastur, pues su padre baxaba gran hato de ganado pa-

ra sus funerarias, y su madre adreçaba la sepultura; dedonde se sigue que los padres eran vivos quando fallecio

ella moça. Dize mas en los ultimos versos, exclamando mucho su muerte, que del cielo habia caido una piedra y

habia acertado a dar en la torre nueva de Lastur, y habia quitado la mitad a las almenas, y habia menester yr ella

a Lastur y otras razones, haziendo sentimiento del casamiento que se entendia queria hazer con la dicha Doña

Marina  del Arraçola.

A estas cosas respondio Doña Sancha Hortiz arriba nombrada, hermana de Pero Garcia  de Oro, los versos si-

guientes:

 

Eç dauco Peru Garciac bearric

Ain ga<c>h andia apucadua gatic,

Ceruetaco mandatua içanic,

Andrarioc ala cumpli jasoric.

 

Guiçon chipi sotil baten andra çan,

Ate arte çabalean oy çan,

Guilça porra andiaen jabe çan,

Onrra andi asco cumplidu jacan.

 

Quieren decir que Pero Garcia de Oro no tiene culpa en lo que ella le oponia, sino que fue mandamiento del

cielo, y que con mucha grandeza habia sido ella sustentada, y habia sido ella mujer de un hombre pequeño y

bien hecho, y asi se refiere del haber sido de estatura pequeña, pero de rostro hermoso y bien  proporcionado en

sus miembros.

Dize mas, que solia ella vivir en portal ancho, significandolo por casa grande, y que habia sido

señora de grande esquero de llaves, por significar por ellas su mucha riqueza, y sustentada en mucha honra por el

marido.

Hay otras coplas sobre lo mismo, que tambien las quiero poner aquí, cantadas por la dicha hermana de Do-

ña Emilia:

 

Arren ene andra Milia Lastur-co,

Mandatariac eguin deust gaxtoto.

 

Cerurean jausi da abea,

Jo dau Lastur-co torre gorea,

Eroan ditu ango jauna eta andrea,

Bata leen, guero bestea.

Bidaldu dogu ceruetara cartea:

Arren diguela gure andrea.

 

Mondr<a>goeri artu deusat gorroto,

Guipuç andraoc artu ditu gaxtoto:

Iturrioç calean andra Maria Balda-co,

Arte calean andra Ojanda Gabiola-co,

Errebalean andra Milia Lastur-co.

 

Hablando con la dicha Doña Emilia quieren dezir,que el mensagero no lo habia hecho bien, y que del cielo

habia caydo un poste, y dado en la torre alta de Lastur, y se habia llevado, por dezir muerto, al señor y señora de

esta casa, al uno primero y a la otra despues, y habian enviado una carta al cielo para que la diesen a esta se-

ñora. Dize mas que estaba indignada contra Mondragón porque habia tomado mal a las mugeres de Guipuzcoa, de las quales nombra tres. En la calle de Iturrioç a doña Maria de Balda, muger de Rodrigo Ibañez de Avendaño, en Mondragon, de quienes se tornara a tratar adelante. En la calle de Medio nombra a Doña Ochanda de Gabiola, la que fue muger de Ochoa Bañez de Artaçubiaga vecino de Mondragon, como queda visto atras. Despues nombra a la dicha Doña Emilia de Lastur en el arrabal de abaxo de esta villa. Son endechas de mugeres que por conservacion de esta vejez las he querido referir aqui.

 

 

 

 

 

 

 


*Non: E.Garibay, Memorias

*Bertsio honen iturria: K.Mitxelena, Textos Arcaicos Vascos, Madrid, 1960, 75-77 or.       

 

 

 

 

Atzera